BLOG

BLOG
Mostrar contenido actual como canal RSS

BLOG

En esta sección, encontrará curiosidades, historia, aspectos técnicos, novedades del sector, opiniones...... 


Publicado el por

DIFERENTES MECANISMOS DE RÉPLICAS EN EL AIRSOFT

Leer mensaje completo: DIFERENTES MECANISMOS DE RÉPLICAS EN EL AIRSOFT

 

 

En el mundo del airsoft hay diferentes mecanismos de funcionamiento para las réplicas. Todos ellos tienen en común la neumática, que es la base de la propulsión de la bola y por lo que recibe el nombre de aire suave, "Airsoft".

A día de hoy, las réplicas eléctricas son las más comunes, si bien las que utilizan el sitema de muelle tienen una importante presencia entre las personas que se inician en esta actividad por su menor coste pero más que aceptable durabilidad. Veamos más detalladamente las diferencias entre los distintos tipos existentes:

 

Las réplicas eléctricas, también llamadas AEG (airsoft electric gun), funcionan mediante una caja de mecanismos llamada gearbox, que se mueve gracias a un motor impulsado por una batería eléctrica.

En cada disparo el gearbox tensa un muelle que al liberarse inyecta aire a presión en la recámara mediante un cilindro y un pistón. Normalmente y salvo algunos modelos, las réplicas eléctricas no disponen de sistema blowback (retroceso) pero su uso es bastante cómodo ya que solo hay que ocuparse de recargar la batería una vez cada 5000 a 10000 disparos dependiendo de la batería y el consumo de la réplica. Algo menos en el caso de la pistolas eléctricas, tamién llamadas AEP (airsoft electric pistol).

 

MOTOR_AEG

- AEG de una réplica eléctrica -

 

 En las réplicas eléctricas, que disponen de modo automático y semiautomático, cada vez que se presiona el gatillo el motor hace funcionar el gearbox tensando el muelle mientras coloca un nuevo proyectil en la recámara, para justo después liberar el muelle, inyectando el aire del cilindro mediante el pistón. Al ser un sistema parcialmente neumático, se emplea toda la energía en el movimiento de las partes mecánicas, y solo algunos modelos incorporan un sistema adicional para que se mueva la ventana de expulsión, consiguiendo imitar el movimiento de retroceso, y llamado blowback.

 

blowback

 

A estas pocas réplicas se las conoce como AEG EBB (electric blowback). En el caso de las pistolas eléctricas o AEP los modelos EBB son muy escasos, ya que con su reducido tamaño es más complicado implementar un sistema de retroceso de la corredera.

 

Las réplicas de gas por otra parte funcionan llenando el depósito del cargador con gas especial para airsoft (HFC22, HF134A y derivados), con lo que no es necesario tensar ningún muelle para que funcionen, pero requieren para funcionar de recargas de gas en botes (cápsulas usualmente de 88grs.) que tenemos disponible en nuestra tienda en la sección de Munición, Cargas de CO2.En todas las réplicas de gas, al acerrojarla/amartillarla, aparte de meter una nueva bola del cargador en la recámara, el percutor se coloca en posición de golpear la válvula de salida.

Y al apretar el gatillo, la válvula es golpeada y se abre lo justo para expulsar una cantidad de gas en expansión, que es lo que impulsa a la bola. La ventaja de estas réplicas es que para acerrojarlas o amartillarlas no requieren esfuerzo con el brazo, pero se necesita algo más de mantenimiento, limpieza y lubricación. En las semiautomáticas (pistolas y fusiles de precisión) además de disparar el proyectil la fuerza del gas mueve el cerrojo hacia atrás, preparando un nuevo proyectil y el percutor para efectuar un nuevo disparo con una pulsación de gatillo.

 Además de las réplicas de gas semiautomáticas también hay réplicas automáticas de gas (fusiles, subfusiles y pistolas ametralladoras), en las que el funcionamiento básico es similar, pero añadiendo mecanismos para que la pistola o fusil realice una serie continuada de disparos sin necesidad de repetir el amartillado o la acción manual del cerrojo, de forma que puedan disparar mientras tengan munición en el depósito o cargador. Además para mayor realismo casi todas estas réplicas dejan de funcionar cuando se dispara el último proyectil del cargador.

 

Las réplicas de CO2 funcionan exactamente igual que las de gas, pero en su caso las recargas son minibotellas de 12grs. de CO2 que pueden encontraren nuestra web para su adquisición.

Su funcionamiento es más regular que el gas, pero suele tener algo más de coste. También por otro lado es menos frecuente que las réplicas de CO2 tengan sistema blowback.

 

airsoft

 

Las réplicas de muelle (escopetas de corredera, rifles de francotirador acción cerrojo y pistolas de acción simple) en cambio utilizan un sistema más parecido al de las réplicas eléctricas, de un pistón impulsado por un muelle, inyectando aire del ambiente a través de un cilindro que está comunicado con la recámara o cámara de hop-up.

La principal diferencia es que tras cada disparo hay que amartillarla o acerrojarla manualmente, como ocurre en todas las armas reales de repetición (no confundir con automáticas). La principal ventaja de estas réplicas es que no necesitan nada más que nuestros músculos para funcionar, y requieren poco mantenimiento. La desventaja es que se debe hacer un poco de esfuerzo (mínimo eso si) para amartillarlas o acerrojarlas. Y en el caso de las pistolas de muelle el problema es que no son muy realistas en funcionamiento, ya que hay que amartillarlas tras cada disparo, cuando la mayoría de pistolas reales son semiautomáticas.

Al acerrojar/amartillar una réplica de muelle esta no solo coge una nueva bola del cargador/depósito y la pone en la recámara, sino que a su vez el movimiento tensa el muelle que va a dar fuerza al pistón para inyectar el aire que impulsará la bola. La acción se produce cuando el gatillo libera el muelle, inyectando el aire en el cañón.

 

LOGO_AIRSOFT_2

Leer mensaje completo
Publicado el por

PARALAJE - PARALLAX

Leer mensaje completo: PARALAJE - PARALLAX

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El paralaje (parallax):

 La paralaje es una condición que ocurre cuando la imagen del blanco precisamente no se enfoca por el desalineamiento del ojo del tirador con el plano de la retícula. El paralaje afecta a cualquiera de los visores que hay en el mercado con independencia del grupo al que pertenezcan. El efecto de desajuste de paralaje es visible claramente entre la retícula y el blanco cuando el tirador acomoda repetidamente la cabeza variando la alineación de ojo con el visor. Cuanto más alto se tenga el zoom este efecto es más notable. Por tanto un visor con un zoom muy potente será aconsejable que tenga un lente de objetivo con el mecanismo necesario para reparar este efecto.



Corrector de paralaje.

El paralaje, es un error óptico que se produce cuando observamos a traves de un visor y el proyectil sale por un cañón que está desplazado con respecto al eje del visor.

Es decir, la linea de cañon y la linea del visor, están en ejes paralelos, por lo que en teoría la imagen que vemos a través del visor no coincide con el punto de impacto del proyectil. Esto, desde luego es en la teoria, pues en la práctica, sabemos que el vuelo del proyectil al salir del cañón no es una linea recta, por lo que esta línea se cruza en el camino de la linea de visión y es en el punto de coincidencia donde tenemos el "cero" de nuestro visor y rifle.

 

Ajuste de paralaje.

Si el visor dispone de él, viene colocado sobre el ocular, rodeándolo. Viene marcado con unos símbolos “+ o –“.

Su misión consiste en ajustar la nitidez de la retícula para cada condición de enfoque y aumentos. Una vez se ven nítidas la retícula y la imagen ampliada al mismo tiempo, el visor impide que la retícula se mueva sobre el blanco si descentras el ojo respecto de él. Algunos visores especiales para tiro de precisión, en vez del aro en la parte de atrás, disponen de una rueda que queda en la parte izquierda del visor, y facilita un uso más cómodo y preciso del mismo. Debido a las dimensiones de la rueda de ajuste, no resulta aconsejable su uso en visores destinados al combate. En la primera ilustración se muestra un visor con paralaje convencional, en la segunda se muestra un visor con rueda de paralaje lateral.

En resumidas cuentas:

Si el paralaje o parallax no está correctamente enfocado, al mover la cabeza mirarando a través del objetivo, se puede observar que la reticula se mueve respecto al blanco. Consecuencia: fallo seguro porque en función que la posición del ojo respecto al visor, cambiará el punto de impacto.

Para evitarlo, hay que enfocar perfectamente el objetivo con la rueda ajustable, si está bien enfocado aunque se mueva la cabeza con respecto al visor, la retícula no se mueve con respecto al blanco.

Leer mensaje completo
Publicado el por

ACERO AL CARBONO

Leer mensaje completo: ACERO AL CARBONO

 

 

 

 

 

Podemos decir de forma resumida, que el acero es una aleación de hierro con una cantidad de carbono comprendida entre el 0,03 % y el 1,075 % en peso de su composición.

A mayor contenido de carbono en el acero, éste eleva su resistencia a la tracción, incrementa el índice de fren frío y hace que disminuya la tenacidad, la ductilidad.

y la agilidad.

En función del porcentaje de carbono, podemos clasificarlo en:

  • Acero dulce: El porcentaje de carbono es de 0,25%, tiene una resistencia mecánica de 48-55 kg/mm2 y una dureza de 135-160 HB. Se puede soldar con una técnica adecuada.

  • Acero semidulce: El porcentaje de carbono es de 0,35%. Tiene una resistencia mecánica de 55-62 kg/mm2 y una dureza de 150-170 HB. Se templa bien, alcanzando una resistencia de 80 kg/mm2 y una dureza de 215-245 HB.

  • Acero semiduro: El porcentaje de carbono es de 0,45%. Tiene una resistencia mecánica de 62-70 kg/mm2 y una dureza de 180 HB. Se templa bien, alcanzando una resistencia de 90 kg/mm2, aunque hay que tener en cuenta las deformaciones.

  • Acero duro: El porcentaje de carbono es de 0,55%. Tiene una resistencia mecánica de 70-75 kg/mm2, y una dureza de 200-220 HB. Templa bien en agua y en aceite, alcanzando una resistencia de 100 kg/mm2 y una dureza de 275-300 HB.

 

Denominaciones de Aceros al carbono

O-1: Acero popular. Muy resistente y con la cualidad de adquirir y mantener el filo de forma sobresaliente. Tiene la desventaja de oxidarse con facilidad si no se mantiene de forma adecuada. La letra O nos indica que su endurecimiento se realiza con aceite.

W-2: Destaca por su resistencia. Mantiene el filo con relativa facilidad gracias a que en su composición incluye un 0.2% de vanadio. La letra W indica que se endurece con agua.

Series 10XX: …..1095, 1084, 1070,1060, 1050. Tienen un porcentaje adicional del 0,4% de manganeso. Son los más usados en cuchillos de todo tipo. Avanzando del 1095 al 1050, el índice de carbono presente disminuye. Esto ocasiona que desde el 1095 vaya bajando la resistencia del filo pero vaya aumentando la resistencia a impactos. Así, los 1060 y 1050 son los más utilizados en espadas y el 1095 en cuchillos, favorecido por su bajo precio. Tiene cierta resistencia en su filo pero su principal desventaja es que se oxida con facilidad.

0170-6, 50100B: Diferentes nombres para el mismo tipo de acero.  La primera viene dada por el fabricante y la segunda es otorgada por la AISI (American Iron and Steel Institute). Se trata de un acero con bajo porcentaje de  vanadio y cromo, muy parecido al O-1, pero más barato. A pesar de contener cromo (50100)  la B designa que se ha modificado y tiene sólo la tercera parte que el 50100 original.

A-2:  Acero utilizado generalmente en la fabricación de herramienta. La letra indica que se ha endurecido con aire, de ahí la “A”. Posee gran resistencia y buena retención del filo pero al ser endurecido al aire no puede ser templado diferencialmente. Su excelente resistencia lo hace perfecto para cuchillos de campo y de combate.

L-6: Acero de sierra de banda, muy resistente y con facilidad para mantener el filo. Éste puede ser uno de los mejores aceros disponibles para cuchillería, especialmente cuando se trata de resistencia a los impactos, pero necesita un adecuado mantenimiento pues se oxida facilmente.

M-2: Acero de alta velocidad, mantiene su temple aún a altas temperaturas, utilizado para trabajos de corte con elevado calentamiento. Puede superar fácilmente a algunos inoxidables aunque se oxide fácilmente.

5160: Es un acero popular con los forjadores, además de ser considerado de alto nivel. Es esencialmente un acero simple de muelle con cromo añadido para endurecerle. Tiene buena retención del filo, pero es reconocido por su sobresaliente resistencia como el L-6. Usado a veces para espadas (aunque endurecido bajo en los 50,s Rc) y a veces para cuchillos (endurecido cerca de los 60 Rc). Moose Creek Forge lo usa en sus cuchillos.

52100: Es muy similar al 5160, pero mantiene el filo aún mejor. Por el contrario, es menos resistente a los impactos. Suele usarse en cuchillos desolladores, donde se necesita un filo más duradero.

D-2:  Acero carbono con alto contenido de cromo (12%), pero no tan alto como para calificarse como inoxidable. Tiene una excelente retención del filo, pero puede ser un poco menos resistente que muchos otros de esta clasificación.

Leer mensaje completo
Publicado el por

CARRIL Y MONTURA PARA INSTALAR UN VISOR

Leer mensaje completo: CARRIL Y MONTURA PARA INSTALAR UN VISOR

 

 

Antes de decidirnos por un modelo concreto de visor para nuestra carabina, debemos conocer una serie de elementos que de inicio, puede causar cierta confusión.

Cualquier tipode visor puede ser montado en una carabina. Simplemente debemos tener en cuenta el tipo de carril a utilizar. Debemos tener en cuenta que nuestro visor sólo podrá montarse si monturas y carril son compatibles, es decir, del mismo tipo.

En general, las carabinas actuales están diseñadas para instalar monturas de 11mm denominadas Dovetale o Cola de Milano - las más antiguas pueden llegar a 13mm-.  Éstas están ancladas por el exterior del rail y no disponen de ranuras trasversales que aumenten la fijación del visor al arma.

 

CARRIL_DOVETAIL

- CARRIL DOVETAIL o COLA DE MILANO -

 

Otros de los estándar más habituales son la Montura Picatinny y la Montura Weaver. Pueden estar diseñadas para anclarse únicamente al exterior del carril -21,209mm- y son compatibles entre si, o bien, que además de hacerlo en el exterior del carril, sólo puedan utilizarse en sus respectivas ranuras  -5,23mm y 4,57mm- . La principal ventaja de este tipo de carril respecto al Cola de Milano, es que en este último si desmontamos el visor, perdemos el ajuste del zero.

 

El carril Weaver no tiene porque tener todo su carril mecanizado con ranuras, puede tener una parte del carril sin ellas.  En el caso que ilustramos a continuación, está completamente mecanizado.

 

MONTURA_WEAVER

- CARRIL WEAVER -

 

Los verdaderos carriles Picatinny han de mantener siempre, de manera regular y constante, el mismo mecanizado de ranuras (slots) en todo el carril para estar dentro de sus estrictas normas militares.

 

montura_picatinny

 

- CARRIL PICATINNY - 

 

A continuación, adjuntamos los tipos de anilla –o montura- según el carril utilizado. Es sencillo identificarlas pues lógicamente y debido a la anchura del carril, las Dovetail tienen un recorrido de mordaza mucho menor que los otros modelos. Otra característica de esta montura es que el tornillo que aprieta la mordaza permanece oculto, a diferencia de las Picatinny o Weaver que es visible.

En los carriles Dovetail, como las monturas solo quedan ancladas por el exterior, para mejorar su inmovilidad se pueden encontrar agujeros en el carril. Algunas monturas llevan unos tornillos en el centro para que se alojen dentro de los anteriores agujeros y evitar su movimiento. Los carriles Picattiny y Weaver ya tienen sus ranuras transversales para mejorar la inmovilidad.

 

ANILLA_PICATINNY            ANILLA_DOVETAIL

- ANILLAS WEAVER-PICATINNY -                                   - ANILLAS DOVETAIL -

 

Podemos encontrar carriles Weaver o Picantinny de 16mm de ancho en lugar de los 21,209mm habituales. Existen adaptadores que permiten montar un Picatinny de 16mm  en lugar del Dovetail.

 

adaptador_de_11mm_a_weaver

 

Unas buenas anillas deben garantizarnos una excelente sujeción del visor al arma. Para que las monturas cumplan su función de forma óptima, tal y como hemos comentado, deben ser compatibles con el carril donde van a ir ancladas.  Tenemos la paradoja de que unas anillas –o montura- de sistema Weaver (4,57mm) puede usarse en un carril Picatinny (5,23mm) pero no realizará de forma correcta su función debido a la holgura existente.

Existentes numerosas variables a tener en cuenta a la hora de elegir unas anillas para nuestro visor. Aluminio o acero, fijas o desmontables….

Una vez elegidas en función del carril, debemos tener en cuenta fundamentalmente dos dimensiones: diámetro y altura.  El diámetro está directamente relacionado con el tubo del visor. Resumiendo las medidas habituales, tendremos visores con tubo de 1”, 30mm, 26mm y 27,5 mm.

Por otra parte, tenemos la variable Altura. Como prioridad, nuestro visor debe quedar lo más bajo que sea posible, de manera que facilite el encare. Sería muy sencillo si la dimensión de la campana del visor fuese la misma para todos, pero esto no es así. Básicamente, nos encontramos con visores que no montan campana, o bien de 32mm, 40mm, 42mm,  44mm, 50mm, 52mm, 56mm… que es la segunda cifra que aparece en la denominación de un visor -después de la x-.

Por lo general los fabricantes de monturas y de anillas, dividen sus anillas en anillas bajas, para visores sin campana o con poca campana, anillas medias, con un diámetro de campana medio, entre 42 y 50 mm y las anillas altas, para más de 50 mm. Si compramos unas anillas que no sean lo suficientemente altas para, por un visor con campana de 56 mm., este tocará en el cañón. Por otro lado si compramos unas anillas de 56 mm, para un visor 1,5-6×42, el visor quedaría demasiado alto, lo que haría más complicado el encare.

 

Por último habrá que  determinar si queremos que las anillas sean fijas o desmontables, dependiendo del uso que vayamos a dar al visor. Si se va amontar en un arma de forma exclusiva, las fijas es el modelo recomendado. Sin embargo, se usa un rifle para varias modalidades,  las elegidas deben ser desmontables. Además estas últimas permiten que se protejan mejor, al poder transportarlas en su propia funda.

 

Hay muchos más modelos - MONTURA REDFIELD-LEUPOLD, QR (Quick Release) , MONTURA CLAMP, MONTURAS APEL, BRNO o RUGER… - pero las más comunes son las que hemos comentado.

Leer mensaje completo
Publicado el por

MORE TYPES of STEEL USED in THE MANUFACTURE of KNIVES and PENKNIVES

Leer mensaje completo: MORE TYPES of STEEL USED in THE MANUFACTURE of KNIVES and PENKNIVES
Within the great diversity of alloys whose end result steelmaking , we will summarize the most common types :
 
 
 
 
 
 
 
CARBON STEEL
 
O-1 : popular Steel . Excellent steel acquires and holds the edge well , besides being very resistant . If you do not receive proper care, is easily oxidized . O indicates that hardens oil ( oil) .
 
W -2 : Remarkable resistance and ease to maintain a good edge because of its 0.2 % vanadium . The letter W means that hardens with water (water ) .
 
Series 10XX . ..... 1095, 1084, 1070.1060 , 1050, etc, the most used knives of all kinds, being perhaps the most popular in 1095 knives. When the move by 1095 to 1050 the rate of carbon in the alloy formula is reduced, which makes going downhill since 1095 edge strength but pureed impact resistance . Therefore, the 1060 and 1050 are commonly seen in almost 1095 swords and knives as standard , since it is not expensive. It is reasonably tough on its edge but it oxidizes relatively easily .
 
It is a simple steel, which contains only a small extra additive , 0.4 % manganese .
 
0170-6 , 50100B These are different designations of the same steel ; the first is the manufacturer and the second is the one that gives the AISI . It's a good little vanadium steel and chrome, very similar to the O-1 , but much cheaper . Even as designated 50100 ( chrome ) the B designates that has been modified and has only a third of the original 50100 .
 
A-2: An excellent tool steel which hardens in the air, so the "A". It is recognized for its high strength and good edge retention but being hardened air can not be differentially tempered . Its outstanding resistance makes it a popular choice for knives and combat field .
 
L-6 : A band saw steel that is very tough and holds the edge well , but rusts easily . Like the O-1 , forgives the great forger . If you have the perseverance to give him his proper maintenance , this may be one of the best steels available for cutlery , especially when it comes to impact resistance .
 
M-2 : A high-speed steel , keeps its temper even at high temperatures , so the industry is used for cutting jobs where there is high heat . It keeps its edge very well also be tough, so good is that it can easily overcome some stainless but easily oxidized.
 
5160 : A steel popular with forgers, besides being considered of high standard. It is essentially a simple spring steel with chromium added to harden . It has good edge retention , but is recognized for its outstanding resistance as the L -6. Sometimes used for swords ( hardened even low 50s Rc s ) and sometimes knives ( hardened near 60 Rc) . Moose Creek Forge uses their knives.
 
52100 : It is very similar to 5160 , but still holds the best edge. It is less impact resistant than 5160. Sometimes it is preferred for use in hunting knives for skinning , where a more durable edge is preferred.
 
D- 2: Sometimes called steel "semi- stainless " , though that does not exist as such. It has a relatively high chromium content ( 12%), but not so high to fall into the classification of steel. It is rather a steel high carbon stain resistant if we were to define it simply. Has an excellent retention of the edge, but can be slightly less resistant than others mentioned above.
 
 
STAINLESS STEEL
 
420: It's the one with the lowest carbon content, is considered mild and does not preserve the edge nicely . It is often used in diving knives to be extremely resistant to corrosion.
 
It is also used in very cheap knives. A 420 HC (High Chromium ) that corrects the tendency to lose the edge 420 soon.
 
440A , 440B , 440C : The carbon content and hence its ability to cure , increasing in this order , to 0.75 % , B 0.9 % , C 1.2 % .
 
The 440C stainless steel is an excellent high level usually hardens to 56-58 Rc . The three steels resist corrosion well , being A the best staying power of the corrosion is . The 440C is considered one of the five best stainless steels for the industry.
 
If a knife is marked as 440 will most likely be 440A since it is cheap , if the manufacturer uses 440C it is safer than announced.
 
425M , 12C27 : Very similar to 440A . The 425 contains 0.5 % carbon steel while the 12C27 has a 0.6 % carbon.
 
AUS -4 , AUS -6 , AUS -8 , AUS -10 : Also known as 6A , 8A, and 10A , they are Japanese stainless steels. 6A is 0.65 % carbon, 0.75 % 8A and 10A 1.1% . Unlike the 440 series these include vanadium added , which improves the wear resistance in general.
 
ATS -34 , 154 -CM : Son steels highest level today and the most appreciated .
 
The ATS34 steel is a product of the Japanese Hitachi, and is almost a twin of 154CM .
 
The 154CM is the original U.S. version .
 
Usually the 60Rc hardens them , being able to maintain sharpness and having very good impact resistance ; is not as corrosion resistant as the 400 series .
 
ATS- 55: Similar to ATS34 without molybdenum ( cheaper cost ) and with the addition of other elements. It is considered an attempt to improve the impact resistance compared to ATS34 .
 
BG -42 is a high speed steel originally designed for turbine bearings . Although something like ATS34 has twice manganese and 1.2 % vanadium , absent in the ATS34 element . This makes the edge hold better and have higher hardness without creating fragility.
 
CPM - S30V : A Particle Metallurgy Steel Company expressly designed as steel cutlery by Dick Barber. Their main incentive is to improve the qualities for the heat treatment , while doing more for roughing soft compared to the ATS34 or 154CM .
 
sandvik 14C28N steel : This steel contains nitrogen percentage to help the temper of the blade and to help prevent corrosion
 
VG-10 : It is very similar to molybdenum steel 154CM less and the addition of cobalt and vanadium.
Leer mensaje completo
Publicado el por

LA PUNTA EN UN CUCHILLO O NAVAJA

Leer mensaje completo: LA PUNTA EN UN CUCHILLO O NAVAJA

 

 

La punta es, obviamente, la parte del cuchillo que facilita la penetración de la hoja. Para perforar realmente bien, es necesario que haya tan poco metal como sea posible, por lo que una punta de penetración debe ser muy delgada y fina. La desventaja es que cuanto mayor sean estas variables, más débil es.

En algunos diseños, como una DAGA o el cuchillo de REMATE, el objetivo es perforar, así que su punta es fina y  tiene su hoja afilada en ambos lados para reducir el perfil y que el cuchillo pueda cortar en su camino por todos lados. 

 

REMATE_CIERVO_23CM

- CUCHILLO REMATE CUDEMAN -

 

Otros diseños, como el desollador (en inglés, SKINNER), tienen como objetivo  cortar. Por tanto, estas características en su punta pierden relevancia.

 

SKINNER_CIERVO_7CM

- SKINNER CUDEMAN -

 

El americanizado TANTO tiene una punta muy fuerte, ya que mantiene un grosor elevado a lo largo de toda su hoja. Esto significa que no penetrará de la misma manera que una daga, pero por contra, su punto fuerte es su resitencia a los golpes contra el blanco que, en el caso de una daga, rompería su punta.

 

PUNTA_TANTO_2

- CUCHILLO MUELA KENDO -

 

Además de su grosor, otra característica importante acerca de la punta en un cuchillo o navaja es su ubicación. Algunos cuchillos colocan la punta hacia abajo ( SHEEPSFOOT ), casi en el borde. Por ejemplo, el cuchillo de cocina de estilo japonés, Santuko, tiene este formato. El cuchillo se utiliza para cortar los alimentos y hacer cortes largos, por lo que una punta más baja significa que aprovecha al máximo la superficie de corte. 

 

santoku

- CUCHILLO COCINA SANTOKU -

 

Finalmente, las dos tipos de punta más comunes entre los cuchillos de caza combinan la capacidad de corte y penetración, de ahí su uso generalizado.

En primer lugar,  en los cuchillos tipo CLIP POINT el lomo de la hoja llega hasta la punta haciendo una curva cóncava y eso la hace muy punzante. Esto unido a que su punta es muy fina, potencia su capacidad de penetrar.

 

LOBO_23A

- CUCHILLO MUELA LOBO -

 

Por último, dentro de la gran variedad de tipos que existen, destacamos el DROP POINT . En este caso, la curva es convexa. El lomo se prolonga hacia la punta, dándola mayor robustez que proporciona fuerza suficiente para cortar con el filo. Es un modelo menos indicado que el Clip Point para clavar.

 

DROP_POINT

- CUCHILLO AITOR CROW BLACK -

 

Leer mensaje completo
Publicado el por

LA NAVAJA EXTREMEÑA. DON BENITO

Leer mensaje completo: LA NAVAJA EXTREMEÑA. DON BENITO

 

Cabriteras, cordobesas, taponeras o jamoneras. De podar, de vendimiar, de castrar o de injertar. Estos son solo algunos ejemplos de los múltiples tipos de navajas tradicionales que existen y de los usos que se le pueden dar.

 

cuchilleria

 

Su elaboración sigue teniendo un gran componente artesanal. El acero, bien sea carbono o inoxidable, es la base de la fabricación artesanal de estas navajas. El acero carbono es el que se utiliza desde los origenes, con la particularidad de que su uso oscurece la hoja, si bien esta característica no afecta a la calidad dado que su corte sigue siendo insuperable, incluso mejor que el inoxidable. Además, con unos cuidados adecuados, se conserva perfectamente, y todo esto hace que, a día de hoy, siga siendo la más demandada por los amantes del buen corte que lo prefieren de este tipo.

 

cuchilleria_3

 

Por su parte, el mango que habitualmente es de madera puede ser de encina o de olivo, aunque también la materia utilizada puede ser  polietileno o de asta de toro y de cornamentas de venado.

 

PROCESO DE ELABORACIÓN

Para elaborar una navaja, lo primero que debe hacerse es cortar la hoja de la lámina de acero. Éste debe ser de primera calidad..

Esto se realiza mediante unos moldes, de modo que todas las hojas del mismo tipo son exactamente iguales. Posteriormente pasan a la fragua artesanal, que está a una temperatura que ronda los mil grados. No hay un tiempo determinado que deba estar el metal dentro de la fragua. Son el color y la experiencia los que te indican si es el momento de sacarlo. El instante justo es en el que el metal toma un color cereza. Después el metal pasa por el yunque, donde se martillea, y luego se enfría en un líquido especial.

cuchiileria_2

 

Es fundamental el paso por la fragua. Que el afilado sea duradero depende del temple. Si está mal dado, el afilado no dura lo que tiene que durar. Pero si la hoja coge dureza en el templado y se afila bien, pueda durar casi toda la vida.

Al mismo tiempo, los tablones de madera van tomando la forma del mango. Se cortan al tamaño exacto y se moldean con la fresadora. Se saca la virola, que es donde se monta el casquillo de metal y que se hace con una chapa cortada a medida. Los mangos de las navajas llevan un corte en el medio, para que al plegar la hoja encaje perfectamente y se pueda cerrar. Entonces llega el momento de montar la hoja y el mango, que se unen mediante un pasador con un remache. Por último se procede al afilado, que se realiza con la piedra de esmeril.

Como vemos, el proceso de elaboración de estos productos tiene un alto componente artesanal.

cuchilleria_4

 

CABRITERA

NAVAJA CABRITERA

 

PUNTA_MADERA_2_VIROLAS

NAVAJA PUNTA

 

TAPONERA

NAVAJA TAPONERA

 

CORTE_RECTO

NAVAJA CORTE RECTO

INJERTAR

NAVAJA DE INJERTAR

Leer mensaje completo
Publicado el por

HISTORIA DE LA KATANA JAPONESA

Leer mensaje completo: HISTORIA DE LA KATANA JAPONESA

 

La tradición nipona tiene en gran consideración conceptos como el valor y la caballerosidad; la particular sensibilidad de este pueblo tiende a exaltar los valores humanos sublimándolos en el combate. También idealiza el espíritu de cada objeto, y por tanto de cada arma. Las hojas japonesas reflejan, en su exquisita factura, en los accesorios y en los adornos, esta concepción del espíritu humano, que quiere presentarse como testimonio del pasado.La ética guerrera, que despreciaba el dinero, consideraba irrelevante el elevado coste de una hoja perfecta, elaborada por un artesano insigne con una meticulosa atención que rozaba el fanatismo.

 

katana_ok

 

Las hojas podían haber sido hechas con infinidad de estratos de hierro dulce y acero, templados con el agua de purísimos riachuelos coreanos, animados por el espíritu bueno, o perverso, del forjador, mediante ritos mágicos.

Esto unió el arte de los maestros espaderos a la epopeya guerrera, mientras mas tarde, en el periodo pacifico de la época Tokugawa, la atención se centro también en los accesorios y en los ornamentos.

Cuenta la leyenda que fue “Amakumi” en el siglo IX, quien creo el “katana”, espada japonesa destinada a continuar siendo un modelo casi sin retoques durante más de un milenio. Antes se habían usado formas de tipo chino, de doble filo.

Por otra parte y como dato curioso, en el año 645 el emperador Ko-toku promulgo un edicto que prohibía llevar espada (salvo, claro esta, algunas excepciones), lo que ha confirmado la gran difusión de tal costumbre.

A finales del siglo X ese edicto ya no era observado y la moda de ceñir las armas estaba muy difundida; se beneficio de ello el artesanado espadero, que conoció el momento de mayor auge durante las interminables y sangrientas guerras del medioevo japonés, cuando hasta los monjes iban armados.

A principios del siglo XVII, la Pax Tokugawa limito la tenencia del arma larga, considerada arma de guerra, a la clase guerrera (compuesta por daimyo o feudatarios, samuráis o soldados, hatamoto o vasallos directos del Shogun); las clases inferiores (campesinos, artesanos y comerciantes) tenían derecho solamente a la espada corta para su defensa personal y solo en ciertas circunstancias.

 

tipo_uniforme

 

Durante algún tiempo la espada se convierte en símbolo de los guerreros, categoría que se consideraba superior a todas las otras clases; surgió además un sentimiento de veneración casi histérica por el arma.

La espada, alma del samurai, personificaba su honor y su valentía; con ella se servia al señor, se vengaba la injuria, y ponía fin, a los remordimientos de conciencia, recurriendo al “seppuku”, o “harakiri”(suicidio ritual).

Hasta la edad de cuatro o cinco años, el noble vástago llevaba, en las ocasiones solemnes, el “mamori-katana”, el arma era ceñida envuelta en seda, y de ella colgaba un saquito con los amuletos que habrían protegido al portador contra las enfermedades. Hasta los quince años (edad gem-puku), el hijo del samurai recibía la armadura y dos espadas con la insignia del rango.

Katana_No_4

 

La solemnidad con que se trataba la espada tenia costumbres complejas:

  • Al entrar en una casa amiga, el arma larga era confiada a los sirvientes, que la envolvían con paños de seda, apoyándola en el “katana-kake” y tratándola con los cuidados y miramientos debidos como respeto a su poseedor.
  • Desenvainar las armas, sin permiso previo de los presentes, era considerado gesto mal educado y ofensivo.
  • En general, solo se podía admirar la espada si era de gran valor, con objeto de que el gesto resultase motivo de complacencia para el propietario.
  • Para admirar un arma era pues necesario solicitar permiso; luego, asiendo la empuñadura con la mano izquierda cubierta con un paño de seda, y teniendo cuidado de que el filo estuviese vuelto contra si mismo, la hoja era descubierta, aunque solo un poco, y nunca se extraía completamente sin permiso; el que manejaba la hoja demostraba un profundo respeto, y la tenia alejada de los presentes. Una vez envainada era devuelta con una inclinación.
  • Robarle la vaina del arma a alguien, o girarla sobre el propio flanco en posición de extracción, era considerado una grave ofensa. En los pactos de amistad eterna entre samuráis, la espada era testigo, y el toque entre armas envainadas (kin-cho) sellaba las palabras del juramento.

 

El origen de la espada japonesa se remonta a los legendarios tiempos mitológicos en que las primitivas divinidades “shinto” descendieron del cielo armadas con los “tsurugi”: su hoja era de punta alargada y tenía dos filos. Los únicos ejemplares existentes de este género consisten en reproducciones, más o menos antiguas, que son objeto de culto en los templos.
La época prehistórica ha dejado en las tumbas los “ken”: hojas de bronce fundido, afiladas en la muela, lanceadas, siempre de dos filos y rectas. Al siglo II a.C. se remonta en “Tachi” primitivo, recto y de un solo filo, precursor del moderno Tachi curvado. El katana, fabricado desde el siglo VII u VIII, se diferencia del Tachi curvado únicamente en detalles mínimos.
 
Los expertos dividen las épocas de la espada en dos grupos: “koto”, desde el siglo VIII a.C. hasta el año 1596, y “shinto”, desde tal fecha hasta los tiempos actuales.
No es que fueran necesariamente mejores, por su habilidad, los herreros de una u otra época, pero ciertamente las espadas antiguas estaban destinadas al combate y, como consecuencia de ello, la tradición popular les ha atribuido una mayor eficacia en el combate.
 
tipos_katana
 
 
El acero y el hierro siempre se han usado para la confección de las armas por su calidad superior respecto a los recursos minerales ofrecidos por el país. En algunos casos se utilizaba exclusivamente el acero (técnica del mas celebre forjador, Masamune, de Sagami), pero generalmente el hierro y el acero eran aleados con técnicas particulares, características de cada provincia, o de cada maestro forjador y de su escuela.
 
  • Los métodos “wari-ha, suye-ha y kata-ha” eran utilizados para hojas ordinarias, instrumentos y cuchillos simples. 
  • El estilo más usado era el “san-mai”: una plancha de hierro entre dos de acero, o viceversa. 
  • El método “nogi-hada” soldaba hojas de hierro y acero dispuestas alternativamente, confiriendo a la hoja esplendidos diseños, de líneas onduladas, que recuerdan las vetas de la madera (especialidad esta, de la familia Gassan).
  • Los herreros de Sagami y de Bizen utilizaban la técnica “shihozume”, colocando una lámina de hierro y una de acero entre dos láminas de una aleación que se realizaba mezclando hierro y acero.

La limpieza y la amoladura eran hechas sobre una piedra llana (to-ishi), que solo se encuentra en el Japón, cuya exportación era obviamente prohibida para impedir que los enemigos aprendieran la preciosa técnica de ejecución de las hojas.

 

El mango (nagako) lleva con frecuencia algunos rastros característicos de lima; tales muescas se hallan clasificadas en una decena de modelos (yasuri-me), y se revelan elemento indispensable para la clasificación de la hoja.

La costumbre de firmar la hoja de la espada, apareció probablemente en el siglo II. El autor de “Hakuseki” relata en uno de sus libros que un edicto imperial, en el siglo VII sanciono su obligatoriedad; a pesar de esto, ello fue ampliamente incumplido.

Las hojas llevaban la firma generalmente en el lado vuelto hacia el cuerpo, por lo cual las armas creadas como muescas que iban colgadas al costado con el filo hacia abajo van firmadas en la cara denominada “omote”; por el contrario, las creadas en katana, para llevar ajustadas a la cintura con el filo hacia arriba, están firmadas en el lado “ura”, mientras sobre la otra cara llevan, como máximo, la fecha.

Desde los tiempos antiguos las firmas fueron falsificadas. Tal falsificación, sin embargo, a condición de que se remonte por lo menos a doscientos años atrás, garantiza en cualquier caso el elevado valor del arma.

El dorso de la hoja (mune) puede tener diversos perfiles. El plato (shinogi) puede llevar una o dos acanaladuras, dibujos esculpidos con efigies de divinidades, o caracteres sánscritos de invocaciones de las mismas.

La parte inferior de la hoja (ji-gane) lleva un croquis del tratamiento, localizado, del temple. Puede tratarse de una línea recta, o de dibujos apreciables, que pueden complicarse hasta un motivo elaborado, por ejemplo utilizando <flores de crisantemo sobre el río>. Esta preciada característica, llamada “Yakima”, se obtiene cubriendo con greda, en el momento del temple, la parte espesa de la hoja.

El mango tiene un orificio (mekugi-ana) para hacer pasar el mampirlán (mekugi) que ajusta la hoja a la empuñadura (tsuka). La presencia de diversos agujeros indica que la hoja ha sido montada mas veces.

partes_katana detalle

El katana iba generalmente acompañado por una espada corta, el wakizashi; esa arma se llevaba como la anterior, pero en posición mas interna.

En conjunto, las dos espadas formaban el “daisho”. Una espada de longitud intermedia entre ambas es el “chiisa-katana”; generalmente se llevaba sola, pero corrientemente llevaba en la vaina el “kozuka” (estilete para la higiene de las orejas y de los cabellos), el “kogai” (un cuchillo pequeño y ligero) y el “kojiri” (con rica ornamentación).

El “tachi” era una espada que se diferenciaba del katana únicamente en el montaje y la manera de llevarla; suspendida de la cintura, pero con el filo orientado hacia el suelo (lo que hace caer al filo en el gesto de desenvainarla); era la espada de ceremonia.

El “shiri-zayya-no-tachi” era una hoja que se conservaba en una vaina especial de madera tosca, destinada a su protección en el tiempo; el “jin-tachi” era una katana mas grande de lo usual; “o-dachi” tenia cinco o seis pies de longitud y se llevaba a la espalda; “no-dachi” era un katana ligero, que podia ser manejado con una sola mano.

El “tanto” era un cuchillo, o daga, con frecuencia ricamente adornado, dotado de un “tsuba” que apenas superaba la arandela que cubría la hoja (fuchi); “ai-guchi” era un tanto sin guarda, usado sobre todo por las mujeres, que lo empleaban también para el suicidio, abriéndose la garganta. Se confunde frecuentemente con el “kwai-ken”, que tiene las mismas características.

Observando un katana, empezando por el extremo del mango, encontramos un pomo (kashira, o fuchi-kashira), que puede también llevar dos orificios ovalados (shitodo-meana), destinados a ajustarlos a la empuñadura con el cordón de seda o de cuero que envuelve el mango. Este cordón enlaza dos pequeños amuletos (uno por cara) llamados “menuki”, frecuentemente en el tanto por una lamina trabajada (do-gane).

La empuñadura se compone de dos piezas de madera, cubiertas de piel de pescado (same) o, a veces, de pedazos de brocado o de láminas metálicas trabajadas con mucho esmero y gran sentido artístico (tetsu-zame en hierro, kin-zame en oro, jin-zame en plata).

La hoja se sostiene en el mango mediante un perno (mekugi) de madera, a veces de metal. La parte inferior de la empuñadura se estrecha en una arandela ovalada (fuchi), que domina sobre un adorno.

La guarda (tsuba) se apoya en los fuchi mediante una tuerca de metal dorado (seppa), que sobrepasa ligeramente el fuchi con la granulación del reborde. Otro seppa se encuentra en el otro lado de la tsuba; entre ellos esta el habaki, que protege el origen del filo de la hoja.

Aparte del pequeño cuchillo de mango plano (kozuka), que solo muy raramente aparece en el katana, y el estilete (kogai), herencia de la espada corta, la vaina conlleva muchos elementos. La vaina (saya), de espada o de puñal, se compone, como el mango, de dos piezas de madera hueca, perfectamente acopladas, pegadas a una cubierta de corteza de saúco o, mas a menudo, lacados.

Empezamos con el anillo ovalado, que bordea la entrada de la hoja (koi-guchi): se trata frecuentemente de un anillo ovalado estrecho, en cuerno o madera lacada; puede alcanzar dimensiones importantes y aparece en decoraciones de puñales de los siglos XVIII y XIX.

El kuri-kata es un engaste que tiene un orificio ovalado para el paso del cordón de suspensión (sage-o). a veces se encuentra en el katana, en el mismo lado del kuri-kata, un pequeño garfio (soritsuno, u ori-kane) que se dice que sirve para retener la vaina en la cintura cuando se extrae la hoja.

Ura-gawara es una plancha de cuerno, o de metal, que facilitaba la entrada del kozuka cuando era necesario. Además, la vaina puede ser enriquecida con un adorno metálico (kana-mono).

El ultimo extremo de la vaina es generalmente un tapón de metal (koji-ri), a veces haciendo juego con el kashira, pero frecuentemente independiente en la fantasía de la decoración.

Kozuka, kogai y menuki son llamados, en conjunto, mi-tokoro-mono (las cosas de los tres lugares); el conjunto de fuchi y kashira se llama soori-mono (las cosas completas).

El conjunto de las cinco piezas metálicas es hori-mono (cosas cinceladas) o kana-gu (monturas metálicas).

En enero de 1877 fue prohibido llevar la espada en público por edicto imperial, aunque el espíritu inmortal del samurai permanece vivo en los corazones del valeroso y honorable pueblo nipón.

 

Leer mensaje completo
Publicado el por

(BREVE) HISTORIA DE LA NAVAJA

Leer mensaje completo: (BREVE) HISTORIA DE LA NAVAJA

 

Según diversos historiadores, la navaja tiene origenes españoles. En nuestro país comienza a popularizarse a finales del siglo XVI, si bien existen escritos, anteriores a ese siglo,  donde se menciona, no solo como instrumento de afeitar, sino también como arma. Remontándonos más atrás, tenemos algún testimonio como los encontrados en ajuares ibéricos de la Segunda Edad del Hierro o en excavaciones romanas de finales del Imperio.

 

gremio_cuchilleros

 - Grabado: Gremios de Cuchilleros. Siglo XIII -

 

Su empleo se generalizó cuando, finalizado el reinado de Carlos I, se prohibió a los caballeros que portasen espada, quedándo reservado su uso de forma exclusiva a nobles y milicias. Por otra parte, la difusión de la navaja se vió favorecida dado su bajo precio y a que, gracias a sus menores dimensiones, se podía ocultar fácilmente entre la ropa, sin mayor riesgo,dado que la hoja quedaba entre las cachas del mango. Además, las múltiples aplicaciones de la navaja en quehaceres domésticos y laborales, contribuyó a su difusión entre difrerentes gremios y estratos sociales.

Su generalización con carácter internacional, comenzó cuando los españoles la llevaron en sus viajes a America,  al mismo tiempo  que comienza su fabricación en diversos países de Europa, como Portugal y Francia, donde se constata la existencia de ejemplares construidos durante el siglo XVII. En una época algo más tardía aparecen otras con origen en Alemania e Inglaterra.

 

                  fabrica_francesa_hojas

                   - Grabado: Frábrica Francesa de Navajas y Hojas de Afeitar. Siglo XVII -

 

Es durante los siglos XVIII y XIX cuando aparecen numerosos talleres en las localidades donde se fabricaban estas armas. De entre todas, destaca la producción de Albacete, conocida también por sus cuchillos; Santa Cruz de Mudela, Jerez de la Frontera, Sevilla, etc… aunque, también en el siglo XIX, se importaron a España gran cantidad, en su gran mayoría de Francia.

Básicamente, toda navaja, se compone de una hoja de un solo filo, que en algunos ejemplares aparece perforada, aunque generalmente es entera, y con frecuencia presenta adornos labrados a buril o grabados al aguafuerte.

En los dos últimos siglos, los labrados se resaltaban con esmaltaciones rojizas que ocupaban los huecos. La hoja quedaba unida al cabo por un remache. Dicho cabo puede estar formado por dos cachas o por una sola pieza, y rematado en los extremos con metal, que recibe el nombre de virola.

 

PUNTA_MADERA_2_VIROLAS

- Navaja de Punta con doble virola. Don Benito -

 

La empuñadura puede ser de asta, hueso, madera, latón, carey, etc... y con frecuencia,  incorpora dibujos geométricos e  incrustaciones de plata, oro, latón, peltre, marfil o nácar, con formas. Como ejemplo, podemos citar, un tipo de navajas, con origen en Andalucía, con cachas de asta recubiertas por adornos de metal blanco. Fueron las llamadas “navajas de espejuelos” .

Aunque algunas navajas no disponen de muelle, como las típicas navajas portuguesas con cabo de madera, y otras, muy toscas, llamadas “taponeras”, utilizadas en las bodegas del área de jerez de la Frontera, generalmente, las navajas incorporan un muelle, situado en la parte superior del mango, que fija de manera recta la hoja, al abrir la navaja, o entre las cachas cuando se encuentra cerrada.

Existen  diferentes tipos de cierre: en España, se popularizó el denominado  “de muelles”, que consiste en una serie de dientes labrados en el talón de la hoja, de ahí el ruido característico que surge al abrirse el arma, y que se sujetaban en una perforación alargada del propio muelle. En la actualidad, el más popular es el cierre de “palanquilla”, similar al anterior , pero el muelle dispone de una lámina abatible, que hay que manipular para cerrar la navaja.

En Inglaterra,  se construyeron algunas navajas acopladas a una pistola de pistón, con cañón construido en latón y portando las marcas de los bancos de pruebas de Londres o Brimingham. En este país, se introdujeron los cuchillos plegables, cuya longitud de la hoja excedía de la del cabo. Eran fabricados en Sheffield, del mismo modo que la mayor parte de las armas blancas de reducido tamaño.

A finales del siglo XIX, se extendieron las navajas multiuso, con aplicaciones muy curiosas. Se utilizaban como ganchos para atarse los cordones de los botines, dinamómetros, sierras, descorchadores, etc.

Si bien hubo, como ya he comentado, gran difusión de artesanos por toda España es en Albacete donde esta industria más se desarrolló. La fabricación de navajas y otras armas blancas cortas se debe a los moriscos que habitaban esa zona. Y a pesar de su fama, hubo un momento en el que estuvieron a punto de desaparecer, incluso allí. Sus causas fueron diversas, tales como el agotamiento de los aceros de Mondragón, la competencia extranjera y las normativas que prohibieron la fabricación, venta, uso y tenencia de puñales, navajas, dagas, etc. Como ejemplo, la promulgada el 21 de diciembre de 1721 por Felipe V, en la que se prohibía “el uso de puñales o cuchillos u otras armas blancas”… “por el simple hecho de aprehensión con esas armas, pena de seis años de presidio si era noble o de galera si era plebeyo”.

Al año siguiente, 1722, el Consejo de Castilla prohibió al gremio de cuchilleros la fabricación de ese tipo de armas y que destruyeran las existentes. Estas normativas  solo tuvieron como consecuencia el que se cerraran los obradores locales, pero no su uso ya que las navajas siguieron siendo importadas de países europeos.

El gremio de cuchilleros, como todos los demás, tenía una organización establecida, con normativas extensas como la que regía las relaciones entre el maestro y el aprendiz. Esta relación se sustentaba en un contrato escrito en el que se fijaban las condiciones de trabajo entre ellos. Se firmaba ante notario y ante la presencia de varios testigos y con tres intervinientes clave:  el maestro, el aprendiz y su padre o tutor.

Por este compromiso, el maestro se hacía cargo del aprendiz durante su formación y se comprometía a “enseñarle el oficio sin dejarse nada, a darle comida, vestirle, calzarle, una cama donde dormir y una vida honesta”. Una vez finalizada la formación, el maestro debía darle a su ex pupilo “un vestido de paño de la tierra, ferruelo, ropilla, calzones, medias, zapatos, sombrero, camisa y valona”. Además, todo tenía que ser a estrenar. Incluso, no podía echarlo de su casa, sin una causa justa, y, en caso contrario, debería abonarle lo que le correspondiese por el tiempo transcurrido.

El  aprendiz, por su parte,  estaba obligado a vivir y servir en la casa del maestro y no podía abandonarlo. Si lo hacía, el padre se debía hacerlo volver, perdía lo servido y debía pagar los daños y perjuicios ocasionados.

Leer mensaje completo